miércoles, 8 de mayo de 2013

FOLKLORE DOMINICANO


COSTUMBRES
EVOLUCIÓN. MUCHOS ENTIENDEN QUE LAS TRADICIONES POPULARES HAN CAMBIADO CON EL PASO DEL TIEMPO

El folklore es el saber del pueblo, pero es una sabiduría empírica  que se transmite oralmente de generación en generación, así lo definió laconsultora de cultura tradicional dominicana, Xiomarita Pérez. 
De acuerdo a Pérez, el folklore no se está perdiendo, sino que está evolucionando o transformando. “Las cosas que se pierden es porque ya no rinde una función, por eso se transforma”, aclaró.
Sin embargo, en un sondeo realizado por LISTÍN DIARIO a 16 personas con edades compredidas entre los 35 y 55 años. El 50 por ciento coincidió en que el folklore dominicano se está perdiendo.
Pérez, quien es la primera directora Nacional de Folklore, sostuvo que es por un proceso de necesidad que las cosas van transformándose. Añadió que el folklore es una creación individual que luego la acoge el pueblo. 
“Yo no creo que aquí se está perdiendo el folklore, es que se está transformando. El hecho folklórico para ser folklórico necesita ser anónimo. Debe de ser creado, pero una creación individual, que la acoja el pueblo. Tiene que ser popular y no sistemático”, argumentó.
Pérez es la editora y prologuista del libro “Reseña histórica del folklore dominicano” de Edna Garrido de Boggs del año 2006.
Ocho de los entrevistados consideraron que el folklore se está transformando; y además mencionaron los aspectos que han ido cambiando como: su gastronomía, artesanía, música, baile, costumbres y el carnaval.
Por tal razón, la folklorista entiende que el folklore no se pierde y que nunca morirá, porque para que éste muera tiene que morir la humanidad. También, sustentó que tiene que desaparecer la memoria del pueblo para que no haya folklore porque éste es la unidad básica de la cultura tradicional.
“Como dominicanos debemos amar lo que tenemos, aceptar lo que venga pero apreciando lo nuestro y ser críticos. El hecho de que aquí venga una “cultural rara”, no importa, si ya tú tienes definida tu identidad”,  explicó Pérez quien se desempeña como profesora de baile y es la directora fundadora de la Escuela Dominicana de Ritmos Folklóricos y Populares (EdoRitmos).
La música, el carnaval, los atuendos y algunas  costumbres son los elementos que se han perdido en el folklore dominicano, según estimaron ocho de los 16 sondeados, a quienes  se les pidió que mencionaran  las cosas que consideran que se están perdiendo de la cultura nacional. Mientras que una de las personas sondeada ignora que es el folklore.
Hay que preservar lo que tenemos porque cuando se pierde un hecho folklórico es porque ya perdió su función y si ya perdió su función pasa a pertenecer al folklore antiguo”, reiteró la  experta en cultura dominicana.
Las transformaciones en el folklore ocurren por un proceso de necesidad, según ilustró en el caso de los “Platanuses de Cotuí”, que se visten de hojas de plátanos, en carencia de ésta planta, las personas buscaron otra alternativa, se utilizaron fundas y por tal razón, ahora  se le dice “Funduses”.
Educación
“Han ido desapareciendo los promotores de las actividades folklóricas; el gobierno se interesa en otras actividades y las iglesias y clubes han dejado de tener la incidencia social que tuvieron en su momento, esto agregado a la disociación que han provocado las redes sociales y otros medios, que segregan a las personas a su espacio vital y desde allí lo asocian al mundo, pero no de manera personal. Sería bueno ver si estamos haciendo algún tipo de “cultura online” que nos llegue a identificar y eso podría tomar un matiz folklórico” comentó el profesor Alex Batista.
En este sentido, Pérez dijo que hay pocos profesores que tienen conocimiento de folklore porque creen que éste solamente es carnaval y baile, pero que éste es todo lo que hace el hombre: artesanía, música, baile, carnaval, las expresiones orales, los regionalismos, el culto a la muerte, el luto y las creencias.
De acuerdo a los resultados arrojados por nuestro sondeo, el 20 por ciento  de la muestra considera que la falta de enseñanza del folklore es uno de los problemas que contribuye a la pérdida de la cultura dominicana.

ENSEÑANZA FOLKLÓRICA
Preparar a docentes que impartan clases exclusivamente de folklore, es una de las recomendaciones de Pérez, para que cuanto una persona viaje al exterior pueda  ser capaz de decir cuál es el baile nacional por excelencia o el instrumento principal del merengue.
También está la carencia de la enseñanza del folklore en la docencia, Pérez dijo que es por eso que  las personas creen que éste es sólo el merengue y el carnaval. “Las personas no te saben decir que el folklore es todo lo que hace el hombre en su diario vivir  y que es transmitido oralmente de generación en generación”, expresó.
La falta de conocimiento del folklore dominicano es una problemática que ha transcendido sectores como el turismo,  es por esto que Pérez criticó que en los hoteles del país se estén presentando grupos folklóricos y lo que están bailando es mambo, chachachá y “belly dance”.  Manifesto que un turista que venga al país y se hospede en un hotel de nuestro territorio, no quiere ver a Cuba o a México, quiere ver la cultura nuestra.  

Xiomarita Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada