jueves, 21 de diciembre de 2017

Desarrollar y consolidar la medicina natural y tradicional


«Aun cuando es un campo en el que se avanza, todavía se hace necesario obtener más resultados, y sobre todo dar a conocer los beneficios que tiene esta actividad, un tema que muchas personas desconocen», refirió el presidente de la comisión de Salud y Deporte del Parlamento cubano, Jorge González Pérez





Foto: Jose M. Correa


«Aun cuando es un campo en el que se avanza, todavía se hace necesario obtener más resultados, y sobre todo dar a conocer los beneficios que tiene esta actividad, un tema que muchas personas desconocen», refirió el presidente de la comisión de Salud y Deporte del Parlamento cubano, Jorge González Pérez.

La reflexión daba paso a uno de los temas de debate en la agenda de los diputados, centrado en el seguimiento de la fiscalización del plan de acciones para el desarrollo de la Medicina Natural y Tradicional (MNT), y que constituye no solo uno de los programas del Ministerio de Salud Pública, sino que forma parte de una de las políticas contempladas en los Lineamientos.

De acuerdo con la información presentada a los parlamentarios por Lisara Corona Olivaros, diputada por la provincia de Camagüey, actualmente en el país se avanza en la entrega de masa vegetal para la producción local de fitofármacos y apifármacos; de unas 453,6 toneladas en el 2010 hasta 576,3 toneladas en el 2016. En el presente año, dijo, se han entregado 625,1 toneladas de masa vegetal, lo cual muestra un salto superior en la producción.

De igual manera, se ha logrado garantizar el cuadro básico de productos naturales, con un crecimiento además de pacientes atendidos con este tipo de medicina, que en noviembre del presente año ascendía a más de 46 millones 359 790, expuso la diputada.

Con respecto a la formación profesional y de superación se dio a conocer que hoy los planes de estudio incluyen temáticas relacionadas con estos tratamientos, logrando un capital humano más integral e interdisciplinario.

De igual forma, trascendió en el debate que se ha trabajado en las acciones constructivas e introducción de nuevas tecnologías en los centros de producción local de medicamentos, para los que se han adquirido equipos destinados a la producción y el control de la calidad. Estas acciones permiten mejorar los flujos productivos e incrementar la calidad de las formulaciones de fitofármacos y apifármacos.

Según explicó el viceministro de Salud Pública, Alfredo González Lorenzo, en el año 2018 se pretende dar un salto con respecto a los productos naturales y la gestión de la calidad. Para ello, refirió, se han incorporado prácticas sistematizadas en función de las enfermedades, también en la atención primaria de salud.

Por su parte, los diputados expusieron su interés por incorporar en los protocolos de asistencia médica la medicina natural, ampliar los resultados favorables y que exista un mayor nivel de concientización sobre este tema en los diferentes sectores, en aras de consolidar e impulsar más este programa.

Gilberto Miranda, diputado por el municipio de Morón, Ciego de Ávila, expuso a la comisión su experiencia con la medicina natural y tradicional en la ozonoterapia. Según explicó, los resultados en su provincia han sido satisfactorios en dolencias relacionadas con patologías como hernia discal y pacientes con Parkinson.

La baja cobertura o falta de medicamentos en la red de farmacias del país, constituyó el tema que cerró los debates de esta jornada en dicha comisión. El ministro de Salud Pública, doctor Roberto Morales Ojeda, explicó que actualmente se encuentran en falta 49 medicamentos, de ellos 44 de producción nacional y cinco importados. En ese sentido, el titular del ramo manifestó que el 2018 será un año de esfuerzo del país, tanto desde el punto de vista financiero como de la industria.

Llamó, asimismo, a combatir el mal uso de las recetas médicas, y colocó como ejemplo la prescripción de un mismo paciente en diferentes farmacias.

En ese sentido, agregó que hoy esta red de servicios farmacéuticos es objeto de un reordenamiento, el cual busca garantizar la atención y satisfacción de la personas, e implementar mecanismos que estimulen a los trabajadores a no incurrir en la venta ilícita de los fármacos; aspecto último donde dijo, la población juega el papel más importante.




COMENTAR

Nombre
Email
Su comentario



Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.


No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.


Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.ENVIAR


jose dijo:

1

21 de diciembre de 2017

04:58:46
Responder


Muy interesante artículo, a ver si de verdad se ponen las pilas y hacen del año 2018 un año de gran desarrollo de ésta medicina alternativa tan de auge en países desarrollados por la ausencia de efectos secundarios de sus medicamentos y la calidad de los tratamientos. Yo llevo más de 14 años tratandome con medicina homeopatica y no me ha hecho falta para nada recurrir a la tradicional. Saludos


Miguel Angel dijo:

2

21 de diciembre de 2017

07:40:45
Responder


El empleo adecuado de la MNT no debe interpretarse como una solución alternativa a los fármacos habituales, sino como un procedimiento científicamente comprobado para el tratamiento de un grupo importante de patologías con excelentes resultados, mas inocuos y económicos. Concuerdo con las metas y propósitos q se plantean para su desarrollo y fortalecimiento.


Iramis dijo:

3

21 de diciembre de 2017

11:15:22
Responder


He leído con atención la nota y me ha parecido muy bien cómo se acota lo referido a los fito y apifármacos, además de la información que aporta el gráfico, muy útil. Siempre me queda la preocupación, no obstante, que cuando se habla de medicina natural y tradicional, según está publicado, por ejemplo en el programa nacional de ciencia y tecnología, se esté hablando también de prácticas como la homeopatía o la terapia floral, que en realidad forman parte de aquello que se conoce como pseudociencia. En la nota no se especifica, lo cual podría hacernos suponer que ya no están consideradas como tal estos procederes que no tienen confirmación científica alguna, más allá del efecto placebo, de las acciones que dicen sus practicantes que tienen. Por otro lado, seguir defendiendo el criterio de que existe la medicina, sin apellidos, que involucra diversos modos de enfrentamiento a enfermedades y de tratamiento a los enfermos, siempre desde la evidencia científica y el consentimiento informado. Adicionalmente aprovechar para felicitar a Lisandra por el premio de la OPS que le entregaron ayer. Muy merecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario