jueves, 21 de diciembre de 2017

Llevar la ciencia al surco



La gestión y aplicación de la ciencia, la tecnología y la innovación en la producción de alimentos, como un imperativo para el desarrollo del país, constituyó el eje transversal de los debates de la Comisión de Educación, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente



20 de diciembre de 2017 16:12:38

Foto: Juvenal Balán


La apuesta creciente por la gestión y aplicación de la ciencia, la tecnología y la innovación en la producción de alimentos, como un imperativo para el desarrollo del país, constituyó el eje transversal de los debates de la Comisión de Educación, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en la jornada de este miércoles.

El informe presentado a los diputados por la dirección de Ciencia y Técnica del Ministerio de la Agricultura, reveló que a pesar de que existen resultados deben disminuirse las barreras que limitan la adecuada gestión de la ciencia, la tecnología y la innovación en función de la producción de alimentos y el desarrollo agrario sostenible.

Entre ellos se encuentran el envejecimiento del potencial científico, poca incorporación de fuerza técnicacalificada a los centros de investigación y el sector productivo, laobsolescencia tecnológica en algunas de las entidades del sistema, inadecuados incentivos a las instituciones y al personal vinculado a esa actividad, insuficiente financiamiento para adquirir equipamiento, insumos y materiales gastables para la ejecución de proyectos, entre otros.

Además, otros retos que se configuran son la necesidad de adecuar los sistemas de pago según lo establecido, incrementar la exportación de los productos y servicios científicos tecnológicos dealto valor agregado, y continuar perfeccionando las formas organizativas existentes.

La formación de las nuevas generaciones fue uno de los problemas abordado por los diputados, teniendo en cuenta que en los últimos años se han formado «decenas de miles de profesionales para la rama de la agricultura, sin embargo, hemos perdido muchos otros que han migrado a otros sectores», como expresó el diputado Andrés Erasmo Ares, por el municipio de San Luis.

«Estamos en un momento en el que se impone la preservación de la fuerza de trabajo que formamos... No me atrevo a dar fórmulas ni recetas, pero debemos buscar mecanismos de estimulación de todo tipo que nos permitan preservar lo que formamos», insistió.

Al respecto, Martha Mesa, viceministra primera del Ministerio de Educación Superior, manifestó que en estos momentos se revisan los programas de carrera en función de las necesidades de desarrollo; no obstante, mostró preocupación ante la ausencia de profesionales preparados que acompañen al proceso docente educativo. En muchas provincias, la fuerza está en la agricultura, no así en el centro universitario municipal, subrayó.

Mirta Millán, diputada por el municipio especial Isla de la Juventud, alertó sobre la importancia de rescatar los círculos de interés y explotar los huertos escolares, toda vez que con ello se puede favorecer desde edades tempranas el interés por estas carreras. El fenómeno de los jóvenes y sus familias, cuya aspiración no radica en trabajar la tierra –un asunto que no es nuevo y tiene causas multifactoriales–fue otro de los asuntos abordados y que requiere de medidas concretas.

Representando al municipio capitalino de Habana del Este,Yanet Cáceres llamó la atención sobre la importancia de ser más ágiles y eficientes en la sustitución de importaciones; al tiempo que Miguel Limia, diputado por Campechuela, en Granma, resaltó la importancia deque en su función de fiscalizadores, los diputadores deben coadyuvar al análisis y estimulación de la producción de alimentos.

Bajo esa premisa la investigadora Karen Alvarado, del territorio de Yateras, en Guantánamo, puso sobre el tapete la necesidad de resolver los problemas de equipamientos e infraestructuras de laboratorios, donde una reserva a explotar se halla en los proyectos de colaboración internacional que permitirían capitalizarlos, a partir del establecimiento de prioridades.

Agregó, además, que hoy es una debilidad en el sector la insensibilidad de los directivos con respecto a la introducción de la ciencia y la capacitación. «Tenemos que buscar nuevosmétodos de trabajo»insistió, que posibiliten medir la utilización adecuada del presupuesto que se destina a esos fines. «Aveces se gastan en cualquier cosa, que nada tiene que ver con lacapacitación».

Aseveró, de igual forma, que todavía hay asignaturas pendientes con respecto a resultados de laciencia que no se introducen, mientras resulta imprescindible medir la calidad de la producción desde el inicio de la cadena, y no solo en el producto final.

Otros de los temas planteados por la parlamentaria tuvieron relación con la utilización familiar y local de los paneles solares y la conservación de alimentos. «Son temas en los que la ciencia tiene que intervenir».

Experiencias positivas sobre la imbricación de la ciencia y la producción –tema al que se han dedicado varias sesiones de debate de los diputados»compartió el parlamentarioMiguel Charbonell, por Caimito, en Artemisa, al referirse al Instituto de Granos y la Empresa Pecuaria Genética Los Naranjos.

No puede ir por un lado el desarrollotecnológico, y por otro la aplicación de los resultados científicos. «Si la mayor producción de frijol la ofrece el campesino particular, a él tienen que llegar los resultados de la ciencia cubana».

Un enfoque lo ofreció Julio Andrés Pérez,viceministro de la Agricultura, al afirmar que «tenemos que medir impactos económicos», establecer alianzas entre los organismos y lograr asegurar luego de la investigación el impacto productivo, como prioridad para avanzar en esa materia.

Al referirse a las afectaciones del huracán Irma en el sector, dijo que los renglones impactados fueron el plátano, el arroz, el café y la producción de huevo –este último el más afectado– y se estudian los efectos del fenómeno meteorológico para minimizar con proyectos técnicos las consecuencias que en el futuro puedan tener estos eventos.

En la jornada los diputados discutieron, además, la estrategia de trabajo del Ministerio de Educación para atender las quejas y denuncias de la población, así como los avances y retos en el reconocimiento de la figura del maestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario