jueves, 8 de febrero de 2018

Políticos más influyentes "enterraron" el antiguo orden mundial,

Los políticos más poderosos del mundo 'entierran' el antiguo orden mundial

© AFP 2018/ Thomas Kienzle
POLÍTICA



7
321
En Múnich los políticos más influyentes del mundo "enterraron" el antiguo orden mundial, al intentar entender el nuevo mundo político que los rodea e instalar nuevas reglas de juego, explica Alexéi Naúmov, corresponsal del portal ruso Lenta.
El experto resalta en primer lugar que los organizadores de la conferencia prepararon para la inauguración un informe de 90 páginas titulado 'Post-Truth, Post-West, Post-Order?' (¿Posverdad, posoccidentalidad, posorden?), en el que se resalta la profunda crisis del orden mundial y de la democracia liberal, así como las tendencias negativas en el mundo moderno.
"En estos tiempos intranquilos nadie practica una política definida, ni defiende las valores occidentales tradicionales. Además, la situación se degrada cada vez más y se dificulta por el flujo de noticias falsas que genera que los habitantes pierdan la conexión con la realidad", opina Naúmov.
Es significativo que este "cambio de época" se dé en la Conferencia de Seguridad de Múnich diez años después del famoso discurso de Vladímir Putin, en el que aseguró que el mundo unipolar no era capaz de asegurar la estabilidad mundial.
Putin tenía razón, opina el experto: la unipolaridad o hegemonía de EEUU en la arena mundial quedó en el pasado.
"Rusia alcanzó a demostrar que puede llevar a cabo una política independiente y defender con éxito y severidad sus intereses; [mientras tanto] la Unión Europea se encuentra en una profunda crisis y al poder en EEUU llegó una persona que considera que los problemas internos son más importantes que la implantación del modelo democrático norteamericano en todo el mundo", destaca Naúmov.
Mike Pence, vicepresidente de EEUU, recordó en la conferencia que EEUU y Europa han cooperado juntos por muchos años y confirmó que EEUU apoya a la OTAN completamente. Sin embargo, también llamó a los miembros de la Alianza a cumplir con sus responsabilidades e invertir el 2% del PIB de sus países para las necesidades militares conjuntas.
James Mattis, secretario de Defensa de Estados Unidos, también conocido como 'perro rabioso', también insistió en el apoyo de EEUU a la OTAN y resaltó la inestabilidad en las fronteras de la Alianza.
Los representantes de Alemaniatambién hicieron hincapié en esa inestabilidad y tanto Wolfgang Schauble, ministro Federal de Finanzas de Alemania, como la canciller Angela Merkel prometieron cumplir sus deberes dentro de la alianza y aumentar los gastos militares de su país.
Y para nadie es un secreto, añade Naúmov, que Rusia es el país que más inquieta a la Alianza. Pence, por ejemplo, finalizó su discurso señalando que "EEUU seguirá llamando a Rusia a responder, aunque nosotros buscamos caminos para la cooperación, ya que Donald Trump cree en su existencia".

Mattis, por otro lado, señaló que es imposible la cooperación a nivel militar con Rusia, mientras que su homólogo británico, Michael Fallon, destacó con espanto los "éxitos de Rusia" en materia de "agresión militar, propaganda, desinformación, ataques a la democracia e intervención en elecciones".

Mientras tanto, Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, se reunió con el canciller ruso, Serguéi Lavrov, encuentro que sirvió únicamente para constatar lo obvio: Rusia y la OTAN tienen discrepancias a la hora de entender las causas y las consecuencias de la crisis en Ucrania.
El senador norteamericano John McCain, por su parte, señaló que los nexos de Michael Flynn con Rusia, los cuales causaron aparentemente su salida como consejero de Seguridad Nacional de EEUU, demuestran el caos y los desacuerdos que se viven en la Casa Blanca. Sin embargo, llamó a los países europeos a confiar en EEUU, a pesar de los peligros de la época actual.
Pero más allá de los discursos, las contradicciones entre Europa y EEUU no se disiparon.
"EEUU quiere un aumento significativo de Europa en el financiamiento de la OTAN: Europa en un principio está de acuerdo, pero intenta estirar el momento de pagar y disminuir el tamaño [del pago]", explicó Fiódor Lukyanov, entrevistado por Naúmov.


Lukyanov resaltó además la discordia dentro de Europa, donde han incrementado las discusiones acerca de la autonomía de cada uno de los países dentro de la Unión; y uno de los temas de discusión es la relación con Rusia.
​Angela Merkel, por ejemplo, señaló su deseo de cooperar con Rusia en esferas importantes, más allá de que, según la canciller, Moscú violó la integridad territorial de Ucrania.
"La lucha conjunta contra el terrorismo islamista es una de esas esferas donde tenemos intereses comunes y podemos trabajar conjuntamente", señaló la canciller.
Rusia, por su parte, está preparada para mostrar relaciones constructivas y pragmáticas con EEUU, llamando además a que se cumplan los Acuerdos de Minsk. Lavrov sostuvo que Rusia está lista para hacer valer su punto de vista, pero que no busca conflictos y está dispuesta a un diálogo constructivo en cualquier tema.
En ese sentido, Europa ha comenzado a escuchar a Rusia, especialmente porque se encuentran perdidos y no entienden qué camino seguir, opina el autor. Solo queda esperar y ver qué hará Rusia con la oportunidad que tiene en sus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario