martes, 22 de julio de 2014

Rusia quiere una Latinoamérica unida, fuerte e independiente: Vadímir Putin


Vladímir Putin inicia gira por varias naciones latinoamericanas.
Regeneración, 10 de julio 2014.-El viernes  el líder ruso visita  La Habana, Cuba para reunirse con el líder de la revolución cubana Fidel Castro y su hermano, el presidente Raúl Castro, en un nuevo paso de acercamiento entre dos viejos aliados de la Guerra Fría.
Ïðåçèäåíò ÐÔ Âëàäèìèð Ïóòèí â öåëîì óäîâëåòâîðåí íà÷àâøèìñÿ äèàëîãîì ñ ïðåäñåäàòåëåì Ãîñóäàðñòâåííîãî ñîâåòà è ïðàâèòåëüñòâà Êóáû Ôèäåëåì Êàñòðî Ðóñ.
Los temas a discutir serán acuerdos de cooperación en los sectores de energía, transporte y aeronáutica, indicó el Kremlin, tras subrayar que el mandatario ruso también se reunirá con Fidel Castro, de 87 años y retirado del poder desde 2006 por razones de salud.
La visita se realiza una semana después de que Moscú condonara 90% de la deuda de La Habana con la antigua Unión Soviética, de unos 35,200 millones de dólares, tema que durante mucho tiempo obstaculizó la normalización de las relaciones entre Cuba y Rusia.
El resto de la deuda, unos 3,500 millones, será reembolsado en 10 años y reinvertido en Cuba, que puso en vigor en junio una nueva Ley de Inversión Extranjera con la esperanza de atraer capitales frescos para potenciar su economía.

Respecto a América Latina

Según el presidente ruso, en la región latinoamericana “son fuertes las tradiciones del respeto a la libertad, respeto a otros pueblos y otras culturas y, normalmente, son casi nulas las contradicciones entre Estados; tampoco hay ganas de seguir el juego de ‘divide y vencerás’. Al revés, están dispuestos a trabajar conjuntamente para defender su casa latinoamericana común”.
Putin aseguró que actualmente la cooperación con los Estados de América Latina es una de las direcciones claves y muy prometedoras de la política exterior de Rusia. “El multilateralismo en los asuntos mundiales, el respeto al derecho internacional, el fortalecimiento del papel central de la ONU y el desarrollo sostenible son los principios que nos unen”, enfatizó. El mandatario ruso agradeció a los sudamericanos por su apoyo en las iniciativasinternacionales promovidas por Rusia, “incluidos la desmilitarización del espacio, el fortalecimiento de la seguridad internacional en materia deinformación, la inadmisibilidad de la glorificación del nazismo”.
“Es crucialmente importante para nosotros que en las relaciones entre Rusia y América del Sur se mantenga una continuidad que refleje los intereses fundamentales y nacionales, independientemente de la formación política que lidere en uno u otro país de la región en este momento”, afirmó. 
Información: RT y CNN
Más información en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/133620-rusia-putin-gira-latinoamerica-entrevista

lunes, 14 de julio de 2014

8 consejos para fortalecer la autoestima

Autoestima

Ya habíamos compartido en un post con 10 CONSEJOS PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA, ahora compartimos 8 consejos, para fortalecerla.


¿Te sientes fracasado, torpe, culpable, inferior, incapaz, inadaptado y/o inútil? Si respondiste sí a uno o más de estos calificativos es probable que sufras de baja autoestima.

Y es que las personas con un amor propio disminuido tienden a tener una imagen distorsionada de lo que son, autoexigiéndose demasiado porque están todo el tiempo disconformes con su ser.

En este sentido, el Jefe del Gabinete de Psicología de la Escuela de Especialidades Antonio de Escaño de la Armada española, Angel Antonio Marcuello García, a través de un artículo publicado en el portal especializado Psicología Online, explica que quienes sufren de autoestima baja suelen sobregeneralizaren torno a lo que les pasa, transformando hechos aislados en una regla. En lugar de pensar “fracasé una vez”, dicen “siempre fracaso”.

También explica que es común que tenganpensamientos polarizados (todo o nada, lo hago bien o mal, etc.) y sentimientos de culpa permanente, además de creer que no le interesan a nadie, que no caen bien o que el mundo está contra ellos (Por ejemplo, ven a alguien con mala cara e inmediatamente piensan que algo hicieron mal).

Si te sientes identificado con estas descripciones, te invitamos a conocer algunas claves que ayudan a mejorar el autoestima expuestas por el profesional, pon atención:

1. Convertir lo negativo en positivo:

Según el especialista no debemos perder la ganas de pensar en positivo, porque esto nos hará ver una salida a aquello que parece mal o sin solución. Por ejemplo en lugar de decirte a ti mismo “no hables”, piensa “tengo cosas importantes que decir; cambia un “No puedo hacer nada” por un “Tengo éxito cuando me lo propongo”; un “No esperes demasiado” por “Haré realidad mis sueños”; y un “No soy suficientemente bueno” por “¡Soy bueno!”.
En concordancia con lo anterior, el profesional propone centrarse en las características buenas de nosotros mismos. “Todos tenemos algo bueno de lo cual podemos sentirnos orgullosos; debemos apreciarlo y tenerlo en cuenta cuando nos evaluemos a nosotros mismos”, dice Marcuello.



2. No generalizar

Si bien podemos aceptar que hemos fallado en algunos aspectos o hechos puntuales, no debemos generalizar al respecto. Que te hayas equivocado en algo no quiere decir que seas malo en todo o que no sirves para nada.
3. Estar consciente de los logros y éxitos

Una buena manera de autovalorarnos es repasando nuestros logros del pasado, para así tomar conciencia de que somos capaces de conseguir buenas cosas y además nos ayuda a cimentar el camino para tener nuevos éxitos en en el futuro.
Todos tenemos habilidades y capacidades en distintos ámbitos, lo importante es reconocerlas y usarlas para alcanzar nuestros propósitos.



4. No compararse

“Todas las personas somos diferentes; todos tenemos cualidades positivas y negativas. Aunque nos veamos ‘peores’ que otros en algunas cuestiones, seguramente seremos ‘mejores’ en otras”, señala el especialista, agregando que “no tiene sentido que nos comparemos ni que, nos sintamos inferiores a otras personas”.

5. Confiar en sí mismo

Confía en ti mismo, tus capacidades y tus opiniones, recomienda el experto, asegurando que podemos fortalecer nuestro autoestima, actuando “siempre de acuerdo a lo que pensamos y sentimos, sin preocuparse excesivamente por la aprobación de los demás”.



6. Aceptarse a sí mismo

Debemos aceptar tanto nuestras cualidades y fortalezas como las debilidades y defectos. De este modo, podremos darnos cuenta de lo importante y valioso que somos.



7. Esforzarse para mejorar

Según Marcuello, “una buena forma de mejorar la autoestima es tratar de superarnos en aquellos aspectos de nosotros mismos con los que no estemos satisfechos, cambiar esos aspectos que deseamos mejorar”.
Para lograrlo, debemos determinar qué cosas nos gustaría lograr y cuáles desearíamos modificar, estableciendo metas y un plan para conseguir ese cambio.



8. Elaborar proyectos de superación personal
De acuerdo a lo explicado por el terapeuta “una parte importante de nuestra autoestima viene determinada por el balance entre nuestros éxitos y fracasos”, porque alcanzar nuestros objetivos y satisfacer nuestras necesidades nos da una sensación de bienestar.
En este sentido, una excelente manera de fortalecer el amor propio es a través de la autosuperación. Para ello, podemos establecer 4 pasos, según el terapeuta:
-Plantearnos una meta clara, concreta, sincera (que realmente anhelemos), personal (que nadie nos la imponga), realista ( que sea posible de conseguir en un corto plazo), divisible (que podamos establecer pasos para lograrla) y medible (que se pueda comprobar que se consiguió).
– Determinar las tareas que deben realizarse o etapas que deben superarse para lograrla.
- Organizar esas tareas en el orden en que se deberían concretar.
- Llevarlas a cabo y evaluar los logros que se alcancen.

Leonel Fernandez:Poder, política y liderazgo

Leonel Fernández
El 16 de agosto del año 2000, luego de terminar la ceremonia de traspaso de mando por ante la Asamblea Nacional, me dirigí a mi lugar de residencia. Al doblar por la Avenida Independencia, sentí, de manera persistente, la bocina de algunos vehículos que venían detrás del que me transportaba.
Le pregunté al conductor: ¨_Qué ocurre? -Por qué están tocando esas bocinas?¨ ¨Ah, me contestó, porque quieren que nos echemos a un lado.¨ 
Era la primera vez en cuatro años que sentía el toque de bocinas detrás de nuestro vehículo. Normalmente, sucedía al revés. Era el nuestro el que les tocaba a los que se encontraban delante para que nos cedieran el paso.
Pero hacía tan sólo unos minutos que había entregado la banda presidencial, y eso ocasionaba que rápidamente retornase, como se dice en el argot popular, al reino de los mortales.
Para muchas personas, el poder consiste en eso: en el aspecto simbólico, ceremonial y mítico con el que usualmente se ven envueltos los actos oficiales. Pero, en realidad, el poder es mucho más que eso. Es más bien una relación social que se establece entre quienes, por un lado, dirigen o mandan, y quienes, por el otro, obedecen o figuran en calidad de subalternos.
Lo más importante, sin embargo, es establecer por qué ocurre esto. A qué se debe esa relación de poder o de dominio de unos sobre otros.
Lo que se ha logrado consignar es que la gente obedece al poder, básicamente por tres razones. Primero, porque considera que es correcto, que es válido hacerlo, lo que determina que el poder tenga carácter de legítimo.
Segundo, por temor a ser sancionado, lo que significa, en ese caso, que el poder tiene un sentido de coacción; y en tercer término, porque se espera alguna gratificación, con lo cual se afirma que tiene una naturaleza compensatoria.
Naturalmente, estas formas de poder no sólo ocurren dentro del marco del Estado, forma suprema del poder político, sino que tienen lugar a través de cualquier tipo de organización social, desde la familia, la escuela, la organización cívica, el club cultural o la iglesia.
Autoridad y liderazgo 
Ahora bien, lo que ocurre dentro del marco del sistema político es que el que ha resultado electo por voluntad mayoritaria de los ciudadanos, y, por consiguiente, posee legitimidad democrática para gobernar, dispone, al mismo tiempo, de autoridad legal para ejercer el mando.

Esa autoridad, por supuesto, está limitada en el tiempo y en su alcance por la Constitución y por las distintas leyes. Pero mientras dure el período legal de ejercicio del poder, se dispone de la potestad y de las atribuciones para dirigir al conjunto del conglomerado social. El solo hecho de disfrutar de legitimidad democrática y potestad legal para gobernar, convierten al incumbente de la posición oficial en un líder. En un régimen constitucional de corte presidencialista, como el que predomina en los Estados Unidos, en América Latina o aquí, en la República Dominicana, se sostiene que el Presidente de la República es el líder de la nación.
Y en efecto, así es. Nadie dispone de mayor autoridad y capacidad legal para conducir, guiar y orientar los destinos de una nación que quien haya sido seleccionado por la mayoría de los electores para ejercer la función de jefe de Estado.
Pero igual ocurre con los Alcaldes, que son los líderes de sus comunidades locales; con los Senadores y Diputados, que son líderes legislativos; y hasta con los funcionarios designados, que aunque no han sido electos, actúan por delegación del Poder Ejecutivo, y por lo tanto, se convierten en líderes en sus respectivas áreas de trabajo.
Ahora bien, sucede que sin tener autoridad ni poder, sin disponer de ningún título oficial, hay personas que por el nivel de influencia que ejercen en la sociedad, por la capacidad para inspirar o motivar a la realización de determinadas acciones, son consideradas como líderes.
Es el caso, por ejemplo, de la madre Teresa de Calcuta, quien no tenía ningún título oficial. Tampoco había sido electa para ningún cargo público. Su función consistía, básicamente, en atender a los pobres y a los leprosos que pululaban por las calles de los barrios marginados de la India.
Se cuenta que en una ocasión, una persona al verle incluso arriesgar su salud, ante tanta posibilidad de contagio, comentó: ¨No haría lo que ella hace aunque fuera por diez millones de dólares.¨ 
Al escuchar el comentario, la madre Teresa respondió: ¨Yo tampoco.¨ 
Y es que su misión era mayor. El sentido de su vida no era la búsqueda de dinero o de riquezas. Había algo superior. Había en ella, más bien, un alto sentido moral de responsabilidad y de solidaridad.
Pero igual ocurrió con Mahatma Ghandi o con Martín Luther King Jr. Ninguno de ellos tampoco desempeñó función pública alguna. Ninguno ni siquiera fue candidato a un cargo electivo. Ninguno dispuso de poder político. Al revés, por medio de las persecuciones, la represión y la cárcel que padecieron, fueron más bien víctimas del poder político.
En la historia universal, en la de América Latina y en la de la República Dominicana, encontramos diversos ejemplos de figuras que nunca lograron ocupar una función pública, que nunca tuvieron poder ni autoridad política, y sin embargo son consideradas como líderes.
El mayor de los ejemplos es el de Nuestro Señor Jesucristo, el mayor líder que ha conocido la historia de la humanidad, y sólo se le reconocía por una condición: era hijo de Dios.
Pero igual ocurre con José Martí, considerado como el Apóstol de la Independencia de Cuba, aunque no ejerció ninguna función pública, o con Juan Pablo Duarte, que nunca alcanzó la posición merecida de Presidente de la República, pero a quien hoy todos los dominicanos reconocen, con respeto y veneración, como el Padre de la Patria.
La condición de líder 
Aparte de la condición de liderazgo que se deriva de la función que se ejerce por voluntad popular, el liderazgo que resulta de la capacidad para influir en las percepciones, las actitudes y la conducta de distintos sectores sociales, requiere de algunas condiciones.

La primera es el compromiso con una causa. Esa causa puede ser la de la lucha por la libertad, la democracia, la justicia social, la protección del medio ambiente y los recursos naturales, la equidad de género, los derechos de la juventud y la niñez, y en fin, cualquier causa que se considere justa y digna.
Al pasarse revista en la historia con respecto a las personalidades que lograron destacarse como líderes, se descubrirá que esa condición les vino, en primer término, porque no permanecieron indiferentes ante una situación de injusticia.
Por el contrario, asumieron un rol activo. En muchas ocasiones hasta arriesgaron sus vidas, sus propiedades, su paz, su tranquilidad o el bienestar de sus familias.
Nada les perturbó. Sólo aspiraban a la dignificación del ser humano o a la reparación del mal causado.
Pero nunca lo hicieron para satisfacer un acto de vanidad personal, para alimentar su ego o por afán de gloria. Lo hicieron por una profunda convicción en beneficio de las ideas, los valores y los principios que motivaban su lucha.
Cada día ofrece la oportunidad a cualquier persona para ejercer un rol de liderazgo, ya sea al interior de las familias, las escuelas, los sindicatos, los movimientos sociales, o ante cualquier conglomerado humano.
Cada día surge un conflicto, se genera un abuso, se produce una humillación, se vulnera un derecho, se desconocen principios y se incurre en una arbitrariedad.
Ahí están las condiciones para no ser indiferentes. Para no cruzarse de brazos. Para no ser insensibles, sino, por el contrario, para hacer causa común con el débil, con el explotado, con el oprimido.
De ahí saldrá el nuevo líder, que con sentido de honorabilidad e integridad personal, trabajo y estudio constante, en un aprendizaje continuo, desarrollará las destrezas y habilidades requeridas para hacer de su función una labor eficaz al servicio de su pueblo.
Si como resultado de su acción, es reconocido, valorado y electo a una función pública, las oportunidades que se le ofrecen para continuar su trayectoria de luchador social serán aún mayores, pues entonces, además de influencia, dispondría de autoridad y poder.
Todo esto, por supuesto, sin olvidar que, a pesar de todos los esfuerzos y sacrificios realizados en aras del bien común, al final de su mandato, también los de atrás podrían tocarle bocina para que se eche a un lado.

EL ROEDOR, Aristófanes Urbáez: LAS TRAICIONES SIGUEN...

EL ROEDOR
Petras; el ‘párrafo’ Vinicio; Miguel; mentira
Aristófanes Urbáez
“Para juzgar a un hombre no basta con lo que haya hecho, sino que hay que tomar en cuenta aquello que no hizo debiendo hacerlo”. –Juan Bosch—
1.- JAMES PETRAS, el prolífico sociólogo y pensador estadounidense, quien se define a sí mismo como antiimperialista y que sus libros (solo o en colaboración, incluso con Nöam Chomsky) pasan de 60, acusó al presidente Barack Hussein Obama, de EEUU, de exhibir dos discursos: uno pro-migración, aunque en 6 años no ha hecho nada por ella y ha deportado 3 millones de inmigrantes (incluso dio un plazo perentorio a los niños centroamericanos para su deportación); y otro para consumo interno, que persigue adormecer el ala más liberal de los demócratas mientras garantiza a los conservadores demócratas y republicanos que eso no pasará (pero acusa a la mayoría republicana en la Cámara de Representantes de bloquear la ley de inmigración). El doble discurso de Obama se debe, según Petras, a que pretende ganar la mayoría de los demócratas en octubre con los votos de los latinoamericanos residentes. Un hombre de la inteligencia Obama (cuyos padres y abuelos trabajaron en grandes bancos de Kenia, Indonesia y Hawái, y eran colaboradores de la CIA, según documentales recientes), es peligro para la democracia mundial, si tomamos en cuenta que ya en una ocasión en Egipto durmió a los musulmanes con un discurso resaltando sus “grandes aportes de la civilización mundial”; espió a Brasil, Alemania, China, Rusia, etc., y no sólo es responsable del ahogamiento en sangre de la llamada “Primavera Árabe”; sino del complot contra Siria e Irak, la guerra de Ucrania, y, ahora, de la masacre palestina en Gaza. Sería mejor que gane un republicano, porque ya conocemos a Hillary y su papel en Rambouillet, Francia, cuando era primera dama, para desmembrar a Yugoslavia, aunque para Petras, los dos partidos son astillas del imperialismo de su país. 
2.- LAS TRAICIONES SIGUEN.- Estamos, aunque contaminen, con las plantas a carbón de Catalinita, pero el ‘calorazo’, los apagones, la falta de agua, la violencia y el caos del transporte, no le hagan nada a los ricos, funcionarios, yogas y budista, pero al dominicano sin oficina que le pague sus impuestos y le resuelva todo el papeleo, esta situación le ha arrancado por lo menos 10 años de vida. Como publicó “El Nacional” en la pasada semana: calor, apagones y ‘chikungunya’, agobian a la gente. Es que uno se cansa. Si todos conocemos la situación y sus “amarres”, ¿cómo es posible que frente a un préstamo de U$2,000 millones para las plantas, los legisladores patriotas rechacen un párrafo del diputado Vinicio Castillo para que ese dinero no se pierda, como como ha pasado con la furnia eléctrica? ¿No fue a ellos-gobierno que elegimos para que gobiernen? ¿Y para quién gobiernan si la minera de oro apenas ha pagado al Gobierno RD$12 mil milloncitos? ¿O no piensan en el juicio de la historia y el baldón para sus hijos y familiares? ¿Habrá que convocar una “Marcha de los Pendejos”? Será hecha… 
3.-MIGUEL VARGAS.- Aunque apenas veo un noticiario de TV y leo el LD y Diario Dominicano (lo otro me llega por Internet y veo lo que no me estresa); he oído a Miguel Vargas hablar de disciplinar y organizar al PRD; acusar al partido morado de abandonar a los pobres, y ahora les dijo “comesolos”. El hombre no insulta. A él le dicen empresario y traidor. Sus adversarios lanzan sapos y culebras por la bocaza. Quizás sea un empresario que necesitemos, aunque no como Berlusconi. Los políticos no son empresarios, pero ellos pagan las campañas y son los amos de los primeros. 
4.- DICE EL MINISTRO DE MEDIO Ambiente que de 8% de capa vegetal (bosques), que teníamos, la FAO, ONU y PNUD afirman que tenemos un 32%. ¡Eso es mentira! El que lo dude, que vuele todas las cordilleras y valles en un helicóptero. ¡Basta ya, en nombre de Juan Bosch! 
5.- GENERAL BROWN.- De lunes a viernes se ven los Amet normales; pero sábados y domingos, es una pandilla de atracadores en motores y camionetas asaltando los ciudadanos, aunque no detienen a las chatarras sin luces. Voy para allá. ¡Eliminen esa fuente de impuestos ilegales, Lebrón!

LISTIN DIARIO

sábado, 12 de julio de 2014

Incrementa la colaboración cubano-rusa (+ Convenios)

En este artículo: ColaboraciónCubapolíticaRaúl Castro RuzRusiaVladimir PutinEl presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el presidente de los Consejos de Estado y Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro, sostienen conversaciones oficiales. FOTO: Ismael Francisco/CUBADEBATE.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el presidente de los Consejos de Estado y Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro, sostienen conversaciones oficiales durante visita del mandatario ruso a La Habana. Foto: Ismael Francisco / CUBADEBATE.

En Baní se perderían 96,881tareas sembradas por la sequía afecta RD

Periódico hoy
El País ver más

¡La “seguidilla” del poder…!

Listin Diario
Compartir este artículo
César Medina
lobarnechea1@hotmail.com
La reelección es mala para los que están afuera del poder, así sean del mismo partidoÖ Para los que están adentro, el continuismo es bendición caída del cielo y cuando está prohibido buscan permitirlo en ciclos que se repiten una y otra vez como fatalidad histórica.
Nadie ha podido escapar jamás de ese fatal influjo, exceptuando a Juan Bosch. Otros dos presidentes del último medio siglo no se reeligieron, aunque constitucionalmente estaban habilitados y lo intentaron: Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco.
Es eso lo que explica ñlo he repetido muchas vecesñ, que en más de medio siglo dos presidentes hayan agotado 34 años en el poder: Balaguer 22, Leonel 12. Y los restantes 21 años se los hayan distribuido cuatro presidentes elegidos, incluyendo a Danilo, tres de factos y uno provisional.
Vivos, tenemos apenas dos ex presidentes: Hipólito y Leonel, y ambos aspiran a volver. El primero no se coló de chepa en las pasadas elecciones, y el retorno de Leonel se da por descontado mientras se debate la continuidad de Danilo, aunque Danilo dice que se va para su casa cuando cumpla, en dos años.
Son situaciones que se repiten con cada presidente, en cada período, en todos los gobiernosÖ Nunca ha sido distinto aún en aquellos casos en que los presidentes no han estado “en eso”, como ocurre actualmente.
Guzmán y Salvador...
En 1978 llegó Antonio Guzmán a la Presidencia después de tres períodos seguidos de gobierno balaguerista. Ese año Balaguer intentó seguir y fue derrotado por el PRD que enarboló el anti reeleccionismo no sólo como consigna sino como principio político.

El gobierno tenía apenas meses cuando se escucharon las primeras voces y surgieron los primeros movimientos reeleccionistas. Y a don Antonio no le sentaban nada mal esos aprestos continuistas, a pesar de los resabios cada vez mayores del líder José Francisco Peña Gómez.
Para la época Jorge Blanco era la alternativa electoral dentro del propio PRD y era lógico que insistiera en los principios anti reeleccionistas de su partido haciéndole siempre eco al vozarrón peñagomista que retumbaba cada día a la hora de la siesta por Tribuna Democrática.
Finalmente don Antonio desistió de la aventura que tanto le abejonearon, para tranquilidad de Peña y SalvadorÖ Y hasta para un hijo putativo que desde Agricultura había comenzado a perfilar buena imagen pública: el agrónomo Hipólito Mejía, que dijo abominar siempre de la reelección hasta que le tocó ser PresidenteÖ
Pero antes... Salvador
Con Salvador Jorge Blanco el caso no fue nada diferente. Apenas agotaba los primeros seis meses en el poder a partir de agosto de 1982, comenzaron a formarse movimientos y a escucharse voces clamando por la reelecciónÖ Nunca desautorizó a nadie y daba notaciones de que le agradaba el abejoneo.

La presión de Peña por un lado y de Majluta por el otro, le hicieron desistir de esos planes continuistas. Y el resto es historia conocida: le relevó el padre de todos los reeleccionistas, el doctor Joaquín Balaguer, a quien hubo que sacar literalmente a empujones 10 años despuésÖ
ÖY llegó Leonel. ¿Quién no recuerda aquella proclama de Amable Aristy, entonces presidente del Senado?: ¡Que se ponga los pantalones!
Quién sí lo hizo fue Hipólito al intentar reelegirse en 2004, que cayó derrotado del propio Leonel. Que entonces se reeligió en 2008Ö Y así la historia.
¡Porque el poder definitivamente da seguidilla...!