martes, 20 de enero de 2015

¿Por qué lloramos?

Los bebés lloran por hambre, frío, calor, incomodidad, dolor y muchas otras razones. Los adultos lloramos de alegría, de tristeza, de emoción… Unos lloran más fácilmente que otros, pero todos lloramos desde que nacemos, y no porque queramos llorar. Tenemos los ojos llenos de lágrimas listas para brotar, pero ¿por qué lloramos?



"Llorar, como otras formas de experiencia emocional intensa, nos señala lo que es importante para nosotros y en qué necesitamos enfocarnos”, dice Lauren Bylsma, Ph.D., de la Universidad de Pittsburgh, quien ha realizado cientos de estudios sobre el tema. No se sabe con certeza por qué lloramos por emoción. La teoría de la evolución sugiere que los humanos lloraban para emitir señales de crisis sin hacer ruido, para avisar peligro sin que los depredadores los notaran vulnerables, ni se dieran cuenta de la señal.

Llorar es una forma de indicar a los demás que tenemos un problema y necesitamos consuelo; es la manera de conseguir apoyo en tiempos de crisis. Se cree que llorar produce compasión y/o culpa en otros y puede ser un mecanismo evolucionado para salvar una relación en crisis. Es difícil argumentar con alguien que está llorando porque el llanto es como una señal que nos pide retroceder. Con frecuencia, llorar conduce a que un conflicto se resuelva más rápido. Sin embargo, hay tres tipos de lágrimas:

Lágrimas basales- Están en los ojos todo el tiempo. Contienen proteínas y otras substancias que combaten infecciones, mantienen saludables los ojos, los lubrican, los nutren y los protegen. También contienen sal y hormonas.

Lágrimas de reflejo- Se forman para proteger los ojos de irritantes como el viento, el humo y las cebollas.

Lágrimas emocionales- Las que lloramos cuando estamos tristes, vemos una película que nos estremece o nos reímos mucho. Contienen más proteínas que otros tipos de lágrimas y son una experiencia únicamente humana.


Gran parte de la investigación de Bylsma es sobre la cualidad catártica del llanto. Cuando una persona llora mucho en un ambiente de apoyo, se siente mejor después de llorar, que si retiene sus lágrimas porque está en un lugar donde se siente vulnerable, inseguro o avergonzada. De acuerdo con algunos investigadores, el ánimo mejora después de llorar debido a que:



Las lágrimas emocionales contienen hormonas de estrés que el cuerpo físicamente empuja fuera durante el proceso de llorar.

El llanto emocional provoca que el cuerpo libere endorfinas, las hormonas de la tranquilidad.

El llanto ayuda al cuerpo a regresar a un estado de homeostasis (balance interior) después de recibir un estímulo excesivo, positivo o negativo.

Igual que las lágrimas de tristeza, las lágrimas de felicidad son producto de un momento de intensidad emocional. Hay regiones cerebrales asociadas con la excitación emocional, conectadas al núcleo lagrimoso que estimula la producción de lágrimas. Por eso también lloramos de alegría.




¿Será cierto que las mujeres lloran más que los hombres? 



Sí; se estima que 5.3 veces al mes, mientras los hombres lloran 1.4 veces al mes. Otro estudio sugiere que las mujeres lloran de 2 a 5 veces al mes, mientras los hombres lloran 0.5 a 1 vez por mes. La sesión promedio de llanto de una mujer dura 6 minutos; la del hombre, de 2 a 4 minutos. El llanto se convierte en sollozos en el 65% en las mujeres, y solo en el 6% de los hombres.


¿Por qué lloran más las mujeres? No es porque sean dramáticas. Las mujeres estan biológicamente diseñadas para llorar más que los hombres. El conducto lagrimal masculino es más grande que el de la mujer, así que si los ojos de un hombre y de una mujer se llenan de lágrimas, ella las derrama antes y bajan más rápido por sus mejillas. Y esas lágrimas femeninas tienen el poder químico de reducir la testosterona y el deseo sexual masculino.




No hay comentarios:

Publicar un comentario